Ilegales

migration-is-not-a-crime-not-banksyEsto no es un relato de ficción. Es la vida real. Hace un mes y medio, un chico me pidió que me casara con él. Era la primera vez, a mis treinta y tantos, que alguien me proponía matrimonio! Tengo que reconocer que esto de las bodas nunca me ha entusiasmado demasiado… Pero no, no os dejéis llevar por la imaginación. Insisto, esto no es un cuento de hadas. No se trató  de un acto romántico. Hablábamos por teléfono y me dijo, “Jone, ¿puedo pedirte un favor?”. Entonces, se ‘declaró’. No recuerdo sus palabras exactas, quizá porque no me lo esperaba y me quedé en un pequeño estado de shock. Me pidió que nos hiciéramos pareja de hecho. Mi amigo estaba desesperado. Podía sentir desde el otro lado del teléfono -él, en Barcelona y yo, en Donostia- su impotencia y agotamiento.

Ya escribí en un post anterior sobre mi amigo de Ghana, Mawuli (nombre ficticio). Desde hace tres meses, espera la resolución judicial para conseguir extender por dos años más su tarjeta de residencia y trabajo en España. La espera se le está haciendo interminable. Y aunque lleva dos años en Barcelona trabajando intermitentemente y con su situación regularizada, su futuro pende de un hilo. Me explicó que, actualmente, la Ley de Extranjería exige a los inmigrantes extracomunitarios como él poseer un contrato de trabajo de al menos un año de duración, para poder ampliar su autorización de residencia. Todavía no salgo de mi asombro. Es una completa ironía en los tiempos de crisis que corren. Que levante la mano quien haya conseguido un contrato de trabajo de un año desde que comenzó la crisis y vamos ya para cinco años!

Con este panorama, no me extraña que las personas se desesperen y busquen atajos legales para tener  la posibilidad de seguir luchando por un futuro digno en un país lejos del suyo, ya de por sí duro, con una cultura y lengua diferentes, y unas condiciones de vida precarias, pero bastante mejores que las que tendrían en su país de origen, en este caso en África. Entiendo que la entrada de emigrantes a cualquier país debe ser controlada, pero hay muchas formas de hacerlo y yo apuesto por la más sensata posible. No soy experta en esta materia, así que sólo se me ocurre proponer a quienes hacen o reforman las leyes -en el caso de la Ley de Extranjería española, se ha reformado hasta en seis ocasiones desde el año 2000, la última en 2012- que tengan en cuenta las recomendaciones de las organizaciones sociales especializadas y que trabajan en la asistencia a inmigrantes como Red Acoge, Cáritas, Comisión Española de Ayuda al Refugiado, Amnistía Internacional o Sos Racismo.

Pero volviendo a la petición de mano o yo diría ‘papeles’, resulta que, indagando en la cuestión, hubo una reforma legal que entró en vigor en noviembre de 2010 por la que las parejas de hecho de personas de la Unión Europea,  pueden pedir un documento, la tarjeta de familiar de ciudadano comunitario, que da derecho a residir y trabajar en España. Parece ser, según algunas fuentes citadas por la edición de Catalunya de El Pais, que esta reforma provocó un aumento de uniones de hecho ilegales el pasado año. Con esta información no es mi intención alarmar ni denunciar este tipo de situaciones ilegales con las que yo me he tropezado en primera persona. Nada más lejos de la realidad.

Mi propósito con este primer post titulado Ilegales (I) es reflexionar sobre la situación de los inmigrantes que residen en España, ya estén en una situación regular o irregular. Según el último balance del Observatorio Permanente de la Inmigración, realizado a fecha 31 de junio de 2009, en España había un total de 4.625.191 extranjeros en situación regularizada. Por otro lado, en la actualidad, 573.712 inmigrantes figuran en las estadísticas oficiales como residentes en España sin autorización. Una reflexión, creo, muy oportuna en un momento en el que miles de jóvenes españoles emigran cada día a otros países bien de la Unión Europea bien de otros continentes. Mañana seré yo y pasado mañana podrías ser tú. Lo cierto es que, y quiero remarcarlo,  la mayoría de los que estamos saliendo de España hoy en busca de trabajo, lo hacemos en una situación legal y yo diría que hasta privilegiada, si nos comparamos con los que siguen llegando en cayucos a las costas españolas. Cierto que no todo el mundo tiene la oportunidad económica de emigrar y cierto que no es fácil emigrar por imposición de las circunstancias para nadie, pero hay que reflexionar desde todos los ángulos. Hoy tocaba el de las personas más desfavorecidas. Desde aquí un fuerte abrazo y mucho ánimo a todas ellas para que continúen caminando en éste o cualquier otro país del mundo. ¿Quien dijo que emigrar eran un crimen?

Advertisements
Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

  • La autora

  • Esta periodista se suma a los millones de bloggeros que a lo largo y ancho del planeta tienen algo que contar, denunciar o proponer. A mis treinta y tantos me atreví a dar el paso para intentar cambiar el rumbo de mi vida. Uno de los resultados de está travesía en la que me hallo es mi nuevo blog "30 y tantos". La idea es aportar mi pequeño granito de arena a este mundo en constante crisis, no solo económica sino también de valores. Desde este rincón del planeta quiero tocar a la puerta de vuestras conciencias con pequeños relatos, opiniones, noticias, iniciativas... de y sobre pequeños héroes que cada día comparten con nosotros este mundo global tan diverso y plural, con tantos colores, razas, culturas, religiones e ideologías... Con una sonrisa te invito a divisar el mundo desde mi 'balcón'. Acomódate, tomáte un ratito de tu tiempo y comparte tus reflexiones. Te espero! Read in English

  • CONTACTO

  • Advertisements
%d bloggers like this: